Segundas partes son las mejores cuando se trata de restaurar muebles útiles y queridos.

¿Esa vieja silla de tu comedor ya no te convence? ¿Tienes un mueble reliquia de tu abuelo un tanto estropeado? Dales la vuelta y transfórmalos en muebles nuevos, creativos y hechos con tus manos.

Pequeñas rutinas que nos pueden ayudar a vivir más en sintonía con la naturaleza y, desde luego, a ser mucho más responsables. Sobre todo en nuestra forma de consumir y de darle una segunda (y una tercera y una cuarta vida) a los objetos que ya tenemos en casa: como aquellos muebles y objetos de decoración que algún día adquirimos con toda.

Tapizar silla

Elegir bien es ser circular 

Los cambios no están reñidos con el consumo responsable. Al contrario, se puede hacer que un mueble tenga un ciclo de vida circular con un lavado de cara, si somos de los que disfrutan con la restauración.

Podemos decapar sus acabados, volver a pintarlos, incorporar nuevos materiales (como cuerda de yute, tela o papel adhesivo), actualizar el mueble y darle nuevas funcionalidades.

Dales la vuelta y transfórmalos en muebles nuevos, creativos y hechos con tus manos. Toma nota de estos consejos para saber cómo hacerlo:

Hazte con un kit de herramientas de restauración básicas: Destornilladores, pinceles, tornillos, lijas de varios tipos, trapos, una espátula y estropajos.

El mejor sitio para tratar los muebles debe ser un lugar bajo techo que no tenga focos de frío o calor. Es preferible no trabajar al aire libre, ya que el viento y el sol pueden dañar los muebles y los procesos de la pintura sobre la madera. Acuérdate de usar siempre mascarillas, guantes e incluso gafas sobre todo si utilizas lijadoras.

Limpia el mueble a fondo. Un trapo de algodón húmedo con un toque de jabón neutro bastará para repasar el mueble tanto en partes vistas hasta en las ocultas.

Aplica decapante con una brocha y retíralo con una espátula. Habrá que repetir todas las veces que sea necesario hasta eliminar los restos del acabado. Después será necesario limpiar el mueble con un trapo y disolvente. Para terminar habrá que repasarlo con una lija fina.

La cera natural o la masilla son ideales para disimular arañazos y rozaduras. Se rellenan con la espátula y a continuación se lija la superficie.

Puedes cambiar puertas, cajones y bisagras. Asegúrate de que las nuevas piezas encajan.

Retapizar es otra manera de darle un aire nuevo al mueble viejo

Cuando el color del mueble está deteriorado pero es de tu gusto, basta con teñirlo con una brocha suave que no suelte pelo, con un tono similar tras haberlo lijado y limpiado. Para oscurecerlo, habrá que aplicar varias capas hasta dar con el color deseado.

Para que el acabado final del mueble sea más brillante, se debe barnizar o dar otra capa de tinte o de goma laca.

¡Te animamos a reciclar y dar una segunda vida a esos muebles que son reliquias familiares!

¡En tu casa solo lo importante!

¡Estamos en Sevilla y Valencia! Si tienes alguna duda, deseas ampliar información o pedir presupuesto sin compromiso. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Si tienes alguna duda, deseas ampliar información o pedir presupuesto sin compromiso. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Teléfono (+34) 635 307 872

Email info@ancis.es

 

Los beneficios que aporta la jardinería

Los beneficios que aporta la jardinería

¿Tienes gusto por la jardinería? ¿Vives en un piso en la ciudad y tienes un huerto urbano en tu terraza? ¿Sabías que la utilización de plantas en espacios cerrados puede disminuir hasta un 58% el riesgo de depresión y un 37% el de la ansiedad, según un estudio...

¿Sabes dónde poner la cama de tu perro en casa?

¿Sabes dónde poner la cama de tu perro en casa?

En casa, tu mascota necesita también su propio espacio, siempre a su medida y según sus necesidades. Y es que es uno más de la familia. Tienes que tener muy en cuenta cómo es el tamaño y la ergonomía de tu perro, a la hora de elegir una cama, incluso si padece alguna...

Quitar las manchas amarillas de la ropa de verano

Quitar las manchas amarillas de la ropa de verano

El blanco o los colores claros seguramente son los colores que más predomina en tu vestuario de verano. Las prendas blancas son muy susceptibles a las manchas y muchas veces nos trae dolores de cabeza porque por más que las lavamos, ¡no se quitan! Es muy probable que...